jueves, 7 de mayo de 2009

Dramas Cristianos - ENTRADA LIBRE


25 Minutos y 8 Personajes. Los maniquíes de unos grandes almacenes cobran vida cuando cierran. Un nuevo maniquí les habla de un mundo distinto al que podrían salir.

ENTRADA LIBRE

PERSONAJES

VOZ EN OFF
GUARDIA JURADO
ALEX
VERÓNICA
TEO
NESS
VICTORIA
CHRIS


PRIMER ACTO

El escenario es un centro comercial donde hay 5 maniquíes. Hay un marco grande que simula ser un escaparate. Delante del cuadro hay un espacio para que pase la gente, simulando la calle. Los 5 maniquíes están de pie sobre un pequeño pedestal. Al iniciar la escena se mantienen fijos, sin moverse. Hay gente visitando la tienda.

VOZ EN OFF: Recordamos a nuestra amable clientela que nuestro centro comercial cerrará hoy sus puertas a las 21:00. Por favor, se vayan acercando a las cajas para pagar sus compras. Gracias.

La gente que está entre los maniquíes poco a poco se marcha. Los maniquíes están todavía sin moverse. Después de unos segundos, una lámpara se pasea sobre el escenario, entre los maniquíes. Es un guardia jurado.

GUARDIA JURADO: (Dirigiéndose a los maniquíes) Bueno, una noche más en medio de mis amigos. Voy a cerrar la puerta y hacer mi ronda. ¡Buenas noches!




SEGUNDO ACTO

PRIMERA ESCENA

Todos los maniquíes están inmóviles en un posición que va a juego con lo que representan. Llevan todos unas mascarás blancas. La luz se ilumina y suena una música. En ese momento los 5 maniquíes se quitan las mascarás. Y comienzan animarse y a moverse a ritmo de la música, como si acabarán de levantarse.

ALEX: ¡Genial! Otra noche comienza para nosotros.

VERÓNICA: Otra…

TEO: Noche…

VICTORIA: Comienza…

NESS: Para nosotros…

ALEX: Ánimo, amigos. Tenemos una larga noche de diversión por delante. Encima no os quejéis que no hace tanto frío esta noche, además podremos ver a la gente pasear y lo pasaremos bien. (Lo dice muy animado)

VICTORIA: Tengo ganas de que me vean con mi nuevo look. Este vestido de Armani es estupendo y este abrigo, son realmente lo último. ¿Sabéis? Ayer mucha gente se detuvo para verme y hasta un japonés me hizo una foto. ¡¡Es guay!!

NESS: Tú alucinas como siempre. Ojalá que tu amigo el japonés trabaje para la WWF. En el único sito en donde serás portada es en la revista “Naturaleza y vida” poniéndote verde por llevar esas pintas.

VERÓNICA: Oye, Alex, jugamos al escondite por toda la tienda.

NESS: ¡Pero que tonterías! Siempre lo mismo. ¿Por qué no vamos a la sección de caza y pesca, y cogemos prestados unos cuantos cuchillos, estilo Rambo y Victoria hace de animal…? Como ya lleva el abrigo. (Se echa a reír)

TEO: ¡Cuidado! Viene gente para coger el bus.

Los maniquíes se ponen sus máscaras y vuelven a sus sitios. Vuelven a coger la misma postura que al principio. Un grupo de gente hace como que esperan al bus, se escucha el ruido de un autobús y finalmente se marchan. En ese momento los maniquíes se vuelven a quitar las mascarás y vuelven a actuar.



SEGUNDA ESCENA

VERÓNICA: Tiene que ser fantástico ser un ser humano y poder ir de aquí para allá, cuando quieras… ¡¡Ellos sí que son libres de todos sus movimientos!!

VICTORIA: Nosotros estamos obligados a estar en este centro comercial, delante de este escaparate. ¡Cuánto me gustaría poder decidir por mi misma lo que quiero hacer, o cómo me quiero vestir!

NESS: No te pondrías esas pieles, ¿verdad?

VICTORIA: Pues claro que no. Tú sabes perfectamente que cada semana me visten de forma distinta y que no puedo hacer nada por impedirlo.

TEO: Recuerda Ness que el hábito no hace al monje.

ALEX: Lo que cuenta, es que nosotros estamos aquí encerrados. Por la mañana, dentro de unas horas, nuestros cuerpos se quedarán nuevamente rígidos, y estaremos nuevamente encerrados en nuestros cuerpos de plástico, a merced de todos aquellos que quieran tocarlos o simplemente observarlos.

VICTORIA: ¡Cómo me gustaría ser libre! Creo que sería más responsable de lo que soy, ¿no creéis?

ALEX: Claro que sí. Es más, tu pregunta me ha sugerido el juego que quiero proponernos para esta noche.

VERÓNICA: ¿Va a ser diver?

ALEX: Vamos a jugar al juego de la verdadera vida. Esta noche vamos a imaginar que somos seres humanos.

NESS: ¡¡Qué chorrada!! Yo prefiero los cuchillos de Rambo. ¡Alguien viene!

Todos vuelven a ponerse sus mascarás y toman su postura inicial. En ese momento aparece otro maniquí, vestido de carpintero, con mono de trabajo y un metro en la mano. Al verlo se tranquilizan y vuelven a moverse.


TERCERA ESCENA

TEO: ¡Hola! ¿Eres nuevo? ¿Te has perdido?

CHRIS: Hola a todos. No, no me he perdido, me estoy dando un paseo. Me llamo Chris y soy como vosotros de este centro comercial.

VICTORIA: Tranquilo, Chris, nadie es perfecto. Pero nunca es demasiado tarde para mejorar. ¿Qué has estudiado?

CHRIS: Bueno, estuve en un módulo profesional: soy carpintero y me gusta la construcción.

VICTORIA: Vaya ¡Qué gustos tienes! (Poco convencida)

VERÓNICA: (En plan ligón) Chris, ¿te gustaría jugar con nosotros? Estábamos a punto de iniciar le juego de la verdadera vida.

CHRIS: ¿Yo? Encantado (se dirige a Verónica) ¿Tú a que juegas?

VERÓNICA: Me gustaría se una buena deportista.

VICTORIA: A mí me encantaría, descubrir el mundo de la jet-set.

CHRIS: ¿Y si tuvierais la oportunidad de descubriros a vosotros mismos?

TEO: Sería estupendo pero controlar quién soy, hacia dónde voy y poder rectificar mis errores me parece complicado. ¿Por qué hay que darse tanto mal?

CHRIS: Pero no te compliques. Creo que es mejor que te preguntes si realmente serías feliz en el rol que te gustaría tener en este juego de la verdadera vida.

TEO: Alguien se acerca, ¡¡todos a sus puestos!!

Entra el guardia jurado se da un paseo inspeccionado el lugar y se marcha mientras tararea una canción.

VERÓNICA: ¡Uf! Por poco nos pillan… ¿Dónde está Chris? ¡¡Se ha ido!! Mejor así, que sus preguntas me han dado dolor de cabeza. Ahora no sé qué rol quiero tener en el juego.

ALEX: ¿Quizás lo que quería era simplemente hacernos reflexionar sobre lo que quiere decir “ser libres”?

TEO: Estoy empezando a creer que no es tan fácil ser un ser libre. Creo que debe ser…

NESS: (Contando su frase) Yo te diré lo que es ser libre. Mirad todos los seres. Todos se levantan por las mañanas para currar, después se preocupan por cuidar la línea, y salen los fines de semana para pasarlo bien, se cansan tanto que duermen todo el domingo. Esa es su vida: Trabajo, Fiesta y Dormir. Así se termina este juego. ¿Para qué sirve ser libre?

TEO: No puede ser así, seguro que debe haber algo más, algo diferente.

VERÓNICA: El objetivo de la vida no puede ser sólo pasar el tiempo esperando el final.

ALEX: Quizás era eso lo que Chris quería que comprendiéramos. Ser libre, es ser uno mismo. Es decidir, tomar tus propias decisiones.

En este momento todos se quedan en su posición y suena una música para reflexionar durante unos segundos.



TERCER ACTO

PRIMERA ESCENA

VERÓNICA: ¡Bueno! ¿Qué? ¿Empezamos el juego?

VICTORIA: ¿Qué juego?

ALEX: ¿No lo recuerdas? El de la verdadera vida, ser libres, la aventura de la vida…

VICTORIA: ¿Qué dices? Después de todo lo que hemos hablado me parece demasiado arriesgado tu jueguito. No sabemos lo que nos podemos encontrar. No sé. Yo no quiero jugar.

TEO: Tranquila, ¿acaso hay alguien que sabe lo que es verdaderamente la vida?

NESS: Ko, otra preguntas más de esas y voy a por el cuchillo… La vida, ¿qué es la vida?… Esta es la vida (señala el centro comercial)

ALEX: ¿Esto es la vida? No puede ser. Sonreír a todos los que pasan; Rebajas de invierno, que si pagas dos y te llevas tres…. ¡No! Yo quiero ser realmente libre, libre de ir adonde yo quiera.

VICTORIA: Libre de ponerme la ropa que quiera.

VERÓNICA: Libre de disfrutar como yo quiera.

NESS: Libre de escuchar la música que yo quiera.

TEO: Todo está muy bien pero no aquí que podremos conseguirlo…

CHRIS: (Aparece de repente continuando la conversación) Pero, ¿quién os ha dicho de quedaros? ¿Y si la libertad es una puesta en marcha, un camino para ir hacia un nuevo horizonte cada día?

NESS: (Cada vez más violento) Pero si tú no tienes ni idea.

TEO: Espera, deja que se explique.

VERÓNICA: Sí, déjalo, todos tenemos derecho a jugar mientras se respeten las reglas.

VICTORIA: Pero, ¿no te das cuenta de que es un maniquí de la séptima planta?

CHRIS: Quizás por eso estoy aquí. Me gustaría mucho guiaros a donde podréis ser mejores, libres. Fuera de este centro comercial.

VERÓNICA: Pero, ¿acaso tú has salido de esta vitrina?

VICOTIRA: ¿Con esas pintas?

ALEX: Sí, es verdad, Chris, cuéntanos ¿como es ahí fuera?

CHRIS: Venid conmigo y lo veréis. ¿Estáis cansados de seguir la corriente? ¿Cansados de la rutina del día a día? Entonces, ¿qué os impide salir?

VICTORIA: ¿Salir de aquí? Es peligroso, muy peligroso.

VERÓNICA: No perdemos nada por intentarlo. Estoy segura de que hay algo interesante ahí fuera.

NESS: (Más alterado y violento) Pero, ¿sois estúpidos, tontos o qué…? No vais a creer a este iluminado de pacotilla.

VERÓNICA: Y mal conjuntado, esa camisa no combina nada con su tez.

NESS: No os dais cuenta de que nos está metiendo una bola. Este lo que quiere es arruinarnos.

VERÓNICA: Él por lo menos, tiene ambición. Nos propone algo nuevo, un cambio, movimiento, vida. Es un desafío estupendo para nosotros. Es algo que necesitamos.

TEO: Vamos a calmarnos. Que si nos ven, pueden enviarnos al almacén. No nos alteremos.

CHRIS: En ocasiones, es necesario saber correr el riesgo y atreverse a caminar. Para ser seres libres, hay que tomar decisiones. La libertad no nos cae de sopetón. La libertad se origina en nuestras conciencias y nos hace vivir.

NESS: Para el carro ko!! ¿Cómo piensas salir del centro comercial y dejar esta vitrina? Las puertas están cerradas, el guardia anda rondando por ahí, la alarma está activada y las cámaras no dejan a nadie vivo. No hay ninguna posibilidad de éxito.

TEO: Quien no lo intenta, nunca sabrá si lo hubiera conseguido.

VERÓNICA: Es verdad, intentémoslo. De todas formas no puede ser peor que aquí.

VICTORIA: (Dirigiéndose a Chris) Yo no le creo a este charlatán con manos sucias, ¡qué asco!

CHRIS: ¿Tú prefieres quedarte aquí, asumiendo la mirada de los demás? ¿Prefieres una existencia vacía y sin horizontes asumiendo el lugar que te han impuesto en este escaparate?

ALEX: Tiene razón, ¡¡tenemos que salir!!

VICTORIA: No, nosotros somos maniquíes, nuestra misión es quedarnos aquí. No hay otra vida para nosotros que este centro comercial. Maniquí hemos nacido y maniquí moriremos.

TEO: Chris, ¿puedes probarnos todo lo que nos has dicho? Nuestra vida se ha desarrollado siempre delante de este escaparate. ¿Qué hay en el exterior? ¿Por qué has venido a romper nuestra tranquilidad?

NESS: (Nuevamente de forma violenta) Este tío está chalado. Todo esto nos traerá problemas.

VICTORIA: Ya ha comenzado por romper nuestra unidad. Es un provocador. Echémoslo de aquí.

NESS: Llevémoslo al almacén. Ahí estará mejor.

(Ness y Victoria cogen a Chris e intentan llevarlo hacia el almacén. Teo se interpone)

TEO: ¿A dónde vais? Chris tiene derecho a explicarse….




CUARTO ACTO

La escena comienza a oscuras, se va dando la luz y junto con los 5 maniquíes hay otros más. Todos sentados en sus respectivas sillas, 5 de un lado y 5 del otro, formando dos grupos. A favor de Chris y en contra. Los maniquíes murmuran y discuten entre ellos. Teo se levanta y finalmente consigue calmar a la asamblea.

TEO: Estamos aquí reunidos para decidir sobre el caso Chris. Considerado por algunos como un anarquista y un libertador para otros. (Dirigiéndose a Chris) Algunos piensan que mientes y confabulas contra nosotros. ¿Realmente podemos confiar en tus palabras?

CHRSI: Sí, yo simplemente digo la verdad.

VICTORIA: (Dirigiéndose a todos) Aquí tenemos un maniquí que pretende venir de mas allá de la vitrina.

(El lado de los que están en contra dicen: ¡¡oh!!)

VICTORIA. Nos está diciendo que ha podido dejar de ser maniquí y libremente se ha paseado a plena luz del día. ¡Como si eso fuera posible!

(Indignación entre el grupo que está en contra)

NESS: Por si fuera poco, pretende decirnos que es suficiente con tomar una decisión en nuestras vidas para dejar de ser maniquíes.

(Indignación en el grupo)

NESS. Somos maniquíes y no somos libres de nuestros movimientos, todo el mundo sabe eso. ¿Cómo vamos a creerle?

VICTORIA: Hemos vivido toda la vida en este centro comercial. ¿Qué hay ahí fuera? Nadie ha salido para decírnoslo. Un cambio de vida tan radical es peligroso. ¿Acaso vamos a sacrificar nuestra seguridad por lo desconocido?

(El grupo en contra aprueba la idea levantando el puño y jaleando a Victoria)

VICTORIA. Es inadmisible dejar este mentiroso sin su castigo. Hay que llevarlo al fondo del almacén y que cumpla ahí su condena.

(El grupo que está en contra de Chris se manifiesta a favor, se levanta y aplauden a Victoria)

TEO: Un poco de calma, por favor. Chris, si quieres puedes defenderte.

CHRIS: Un día, un hombre ofreció un gran banquete, al que invitó a mucha gente. Envió a su siervo para anunciar su deseo a los invitados. “Venid que ya todo está preparado, estáis cordialmente invitados” Pero uno tras otro, dieron excusas para no asistir. Uno dijo: “He comprado un terrero y tengo que ir a verlo, no puedo ir”. Otro dijo: “Me acabo de casar y no puedo ir”. “Me he comprado un coche nuevo y tengo que hacer un viaje para probarlo, no podré ir” “Estoy estudiando, tengo exámenes y no tengo tiempo, no puedo ir”. El siervo regresó con su señor trayendo las negativas. El señor de la casa se molestó y dijo a todos sus siervos: “Ir rápidamente por todos los lugares, en todas las calles y las plazas y traer a los toxicómanos, las prostitutas, los indigentes, los presidiarios, todos los rechazados por la sociedad”. Al poco tiempo un siervo regresó y le dijo a su señor: “Tus ordenes se ha cumplido pero todavía hay sitio” El señor contestó: “Id por los caminos, invitad a todos lo que veáis, todo el que quiera puede entrar. Sed persistentes al invitar”.

Una canción de decisión a favor de Cristo.

QUINTO ACTO

PRIMERA ESCENA

NESS: En definitiva lo que quieres proponernos es una simple receta de cocina. (Irónicamente) Para eso ya tenemos al Arguiñano. Poner varias cucharadas de ganas de seguirte, añadir una buena dosis de cambio de vida, mezclarlo todo, dejar reposar mil años luz y obtenemos una nueva vida y la libertad de comenzarla cada día. Precio de la recta: Gratis. ¡Vamos! esa es tu propuesta, Eso no te lo crees ni tú.

TEO: Vamos a tranquilizarnos. Chris, ¿es que tú realmente crees en lo que dices?

CHRIS: Lo creo sin dudar. Quiero deciros que puedo llevaros al otro lado del escaparate. Yo vengo de ahí, la libertad está ahí esperando. Creedme, es posible salir de vuestra vida de maniquíes. Elegid creerme y os mostraré el camino. Mañana no tendréis que volver al escaparate, inmovilizados en un cuerpo de plástico en este centro comercial. Seguidme, Yo soy el camino hacia la libertad.

NESS: Si es tan bonito como pretendes decirnos, ¿por qué has vuelto a nuestra pobre vitrina? ¿Por qué no te quedaste en tu mundo y en tu libertad?

CHRIS: Es que, ¿no entendéis nada?

NESS: Claro que hemos comprendido. Quieres llevarnos a nuestra pérdida y negar nuestra condición.

Alex: ¿Por qué lo tratas así? Es un héroe, ojalá yo pudiera hacer lo mismo.

CHRIS: Si que puedes. Puedes pasar al otro lado. Sígueme.

VERÓNICA: ¡Vale! Chris. ¿Qué gano yo al ser libre? ¿Realmente será mejor que aquí?

CHRIS: Verónica, tienes que comprender que tu existencia no se limita a esta vida. Si te quedas aquí, acabarás en el fondo del almacén. Te propongo un lugar mejor donde no hay almacenes. ¿Entiendes lo que quiero decirte?

VERÓNICA: Sí, pero no puedo imaginarme lo que me dices. Me cuesta creer que sea suficiente tan solo con creer y seguirte. (Se acerca al escaparate y habla con su conciencia en voz en off)

VERÓNICA: (Voz en off) Tú eres maniquí. Debes quedarte aquí. Has sido fabricada para ser maniquí. Si te marchas, ¿quién representará la sección de deportes?

VERÓNICA: No, tus argumentos no me convencen. Yo no soy indispensable aquí. Y además Chris me invita a una fiesta. ¿A quién no le agrada esta idea?

VERÓNICA: (Voz en off) Pero, ¿qué dices?, si en este centro comercial tenemos una fiesta cada noche. Nunca nos hemos aburrido. ¿Por qué cambiar de vida?

VERÓNICA: Me lo pones más fácil. Esas fiestas se terminan cuando el día empieza. ¿Y después, qué? Todo es una simple fachada. Yo no quiero trocitos de fiesta, quiero una fiesta que dure toda la vida.

VERÓNICA: (Voz en off) Pues a mí, esta vida sin mañana me vale.

VERÓNICA: Pues a mí, no. Quiero darle el verdadero sentido a mi vida.

Alex: (En plan pensativo) Chris, quiero seguirte y ser libre, pero la idea de una vida nueva me da miedo. Sé sincero conmigo, dime, ¿no sería mejor quedarse aquí cómodamente?

NESS: Alex, ¿crees realmente que vamos a encontrar una vida más fácil que la que tenemos aquí? Ko, que aquí estás calientito, bien alimentado y cuidado, vestido. Un trabajo de funcionario. Nada duro. Rodeado de tus amigos que te apreciamos, tú lo sabes. La gente que viene y te admira. Son ellos los que quieres ser como tú. No sé que más comodidades puedes esperar.

CHRIS: Alex, si quieres bienestar, quédate aquí. Yo no te prometo la seguridad, sino la libertad. Del otro lado del escaparate, descubrirás que no siempre es fácil y que cada día habrá que luchar y tomar decisiones para ser libres. Sí, Alex, no será fácil pero yo estaré a tu lado siempre.

VICTORIA: Sinceramente Chris, ¿cómo piensas salir de aquí? Y, ¿cuáles son tus condiciones para que te sigamos?

CHRIS: No hay nada que hacer, ninguna condición. Es suficiente con creerme y seguirme. ¿Os acordáis de los invitados a la fiesta? ¿Quién quiere venir?

ALEX y VERÓNICA: (De forma sucesiva) Yo quiero ir.

VICTORIA: No, yo sigo aquí. Porque yo lo valgo. (Como en el anuncio de L’oreal)

Alex y Verónica se dirigen hacia Chris. Y el grupo que estaba a favor de Chris. Todos tomados de la mano pasan la vitrina, son libres.

CHRIS: (Dirigiéndose a Victoria, Ness y Teo) Sois libres de decidir y comprendo que no estéis preparados para vivir grandes cambios en vuestras vidas. Reflexionad. Podréis buscarme todavía durante algún tiempo. Llamadme, no tardéis mucho. Cuando os lleven al almacén será demasiado tarde. (Les da su carta de visita y todos se marchan)

VICTORIA: (Con insistencia) Teo, no puedes permitir esto.

TEO: No puedo hacer nada, han tomado su decisión. Ya no son maniquíes. Ahora sus vidas pertenecen a Chris, son libres.


Se apagan las luces.


SEXTO ACTO

Ness, Victoria y Teo se encuentran nuevamente en su lugar en el centro comercial, junto al escaparate, Victoria está contenta, Teo se le ve impasible, solo Ness parece algo triste.

NESS: ¡Jo! ¡Estamos solos! ¿Dónde estarán Alex y Verónica? ¿Y Chris? Tiene valor lo que han hecho, irse así… a la aventura.

VICTORIA: Querido, no te des mal pensando en ellos. Olvídalos, ya asumirán su decisión y su condición.

NESS: Ya, pero tuvieron el valor de decidir y aceptar su responsabilidad. A veces pienso si realmente hice lo que era correcto, ¿no me habré equivocado?

VICTORIA: Pero ¡qué dices! No vas a empezar ahora a echarte atrás. Tienes que ser consecuente con lo que has decidido. De todas formas, es demasiado tarde para cambiar.

NESS: No es verdad, olvidas que podemos hablar con Chris en todo momento (Saca la tarjeta de visita)

TEO: (Saca su móvil y se lo pasa a Ness) Entonces ¿A qué esperas para llamar?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Mis Dramas Cristianos. Copyright 2008 All Rights Reserved Revolution Two Church theme by Brian Gardner Converted into Blogger Template by Devocionales Diarios